• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Project Finance en la Argentina

Por Rafael Algorta (socio), Alexia Rosenthal (socia) e Ignacio Criado Diaz (asociado); de Tanoira Cassagne

Es un tipo de financiamiento especial que ha sido utilizado en la Argentina en los 90 y que hoy vuelve a ser utilizado para los proyectos de infraestructura y energía (sobre todo de fuente renovable) que desean construir y desarrollar un proyecto con financiamiento off balance, obligando al mismo proyecto al repago del empréstito. Eso implica que el financiamiento se otorga a una sociedad de objeto específico (SPV), generalmente, bajo la modalidad de “recurso limitado” (limited recourse finance) en el que el acreedor pierde su acción contra el deudor (sponsor) si el flujo de fondos y los activos del proyecto no logran cubrir el valor del préstamo. Para definirlo en pocas palabras, el project finance es una operación en la que normalmente varios acreedores proveen el financiamiento para llevar a cabo proyectos de envergadura asumiendo el riesgo del éxito del propio proyecto financiado.
A partir de la sanción de la Ley 26.190, que crea el Régimen de Fomento Nacional (orientado a estimular las inversiones en generación de energía eléctrica a partir del uso de fuentes de energía renovables) y el Fondo Fiduciario para el Desarrollo de Energías Renovables (FODER), los project finance volvieron de la mano de la energía renovable.
El objetivo del Régimen de Fomento es el incremento de la participación de fuentes renovables de energía en la matriz eléctrica hasta alcanzar un 8% de los consumos anuales totales al 31 de diciembre de 2017, aumentando dicha participación porcentual de forma progresiva hasta alcanzar un 20% al 31 de diciembre de 2025. Para ello, se instituyó un régimen de inversión para la construcción de obras nuevas para la producción de este tipo de energía, destinada al Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) o a la prestación de servicios públicos (el régimen de inversión).
Los beneficios que prevé el régimen de inversión están ligados a exenciones o tratamientos impositivos diferenciados (impuesto al valor agregado e impuesto a las ganancias), incluyendo devoluciones anticipadas del impuesto al valor agregado, amortizaciones aceleradas, mayor plazo para compensar quebrantos con ganancias, deducción de la carga financiera del pasivo financiero, exención del impuesto sobre la distribución de dividendos o utilidades, y otorgamiento de un certificado fiscal para ser aplicado al pago de impuestos nacionales.
La contratación de nuevas ofertas de energía eléctrica proveniente de fuentes de generación renovable al Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), administrado por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Electrónico S. A. (CAMMESA), se instrumentó a través de un proceso de convocatoria pública denominado “Programa RenovAr”.
A la convocatoria para la Ronda 1 le siguieron las Rondas 1.5; Ronda 2 y Ronda 3 (actualmente en curso).
RenovAr 1: se adjudicaron 29 proyectos, 1.142,0 MW de potencia, a un precio ponderado de 61,33 USD/MWh.
RenovAr 1.5: se adjudicaron 30 proyectos, 1.281,5 MW de potencia, a un precio ponderado de 53,98 USD/MWh.
RenovAr 2: se adjudicaron 88 proyectos, 2.043,0 MW de potencia, a un precio ponderado de 51,48 USD/MWh.
RenovAr 3: la presentación de ofertas tendrá lugar el 30 de mayo de 2019.
Una vez adjudicados, los proyectos suscriben un contrato de abastecimiento de energía eléctrica renovable, también denominado “PPA” (en inglés, Power Purchase Agreement). Una vez suscripto, el sponsor busca obtener financiamiento mediante préstamos bancarios o multilaterales, o emisión de deuda con o sin oferta pública (project bond). El éxito de un project finance reside principalmente en estructurar la transacción de manera tal que se minimice la responsabilidad del sponsor respecto del pago del préstamo, mientras que al mismo tiempo se otorguen garantías que satisfagan a los prestamistas.
Algunos ejemplos de garantías usualmente otorgadas en este tipo de financiamientos:
Fideicomiso en garantía: la idea es que todo el flujo de fondos del proyecto esté bajo control de los acreedores. Es por eso que los prestamistas solicitan que tanto el flujo de fondos del comprador de la energía (CAMMESA), las garantías del comprador (FODER, Banco Mundial, entre otras), indemnizaciones por incumplimiento de contratistas, pagos de pólizas por siniestros en la maquinaria, como la posición contractual de los contratos significativos del proyecto se encuentren cedidos a un fideicomiso administrado por un fiduciario independiente, quien ante un evento de incumplimiento, remitirá el flujo de fondos a los prestamistas y cederá la posición contractual de los contratos a un agente del MEM sucesor para que el proyecto continúe operando.
Prendas sobre participaciones y maquinaria: sobre las participaciones sociales de la sociedad vehículo y sobre la maquinaria de la planta.
Hipotecas o cesión de usufructo: dependiendo de los derechos del deudor sobre la tierra.
Contratos directos: con los contratistas significativos del proyecto mediante los cuales se pacta un plazo de remediación adicional en caso de incumplimiento del deudor a fin de que los contratos significativos del proyecto no se rescindan antes de poder sustituir al deudor.
Fianza del sponsor: generalmente solicitada en la Argentina. En algunos casos hasta que el proyecto comience a generar un flujo de fondos propio (commercial operation date).
Compromiso de aportes: por parte del sponsor. En general, en proporciones equivalentes al 20-30% del proyecto.
Cuentas prendadas en el exterior: manejan el flujo de fondos, realizan pagos de costos del proyecto y repagan deuda financiera.
Este tipo de financiamiento resulta interesante y ventajoso para empresas que, de otra forma, por su capacidad patrimonial o antecedentes, no hubieran podido obtenerlo.


© 2019 AUNO Abogados. Todos los derechos reservados.